Capablanca Dijo:

"Jamás he estudiado ajedrez. Sólo estudio ajedrez cuando juego una partida."

Instituciones

Próximos Eventos

Publicaciones

Descargas

Últimas noticias

Enlaces externos

Columna del Aficionado. Aniversario 90 de la Trampa de Monticelli

Por: Detroy H. Arjona Escalona

El pasado 3 de julio se cumplieron 90 años de a la memorable partida entre los ajedrecistas Mario Monticelli y Ladislav Prokes. El Ingeniero Detroy H. Arjona, nos lo recuerda con uno de sus artículos.

En su obra cumbre “Tratado General de Ajedrez”, específicamente en el Tomo III (Estrategia. Conformación de Peones), el gran pedagogo–ajedrecista argentino–universal Roberto G. Grau ejemplificó una prueba dada por Capablanca de que la famosa trampa Monticelli, cuyo único secreto es la ganancia de calidad, no basta en la partida viva para ganar.

Bajo el título de “Primero por error y luego por amor propio”, Grau comenta que en la partida Monticelli–Prokes, del torneo de Budapest 1926, el varias veces campeón italiano sorprendió al mundo con la magnífica jugada 10.Cg5!, que gana calidad, y que en aquel entonces todos los teóricos afirmaron que era irrefutable.

El argentino prosigue relatando que el Capa, por error más que por el deseo de ensayar un análisis, cayó en la misma en la octava partida de su match contra Euwe efectuado en Ámsterdam en 1931, y que estuvo perdido aunque logró hacer tablas. Que como los críticos presentes se burlaron del desconocimiento del cubano de esa trampa, volvió a ensayarla en la décima partida de ese match para probar que nada hay definitivo en ajedrez y dejar en ridículo a todos los rígidos teóricos, que no comprenden generalmente otra verdad que la del libro.

Empleando el software ChessBase, y “cargando en él” la MegaBase, se podrá observar que aún en nuestros días mantiene plena vigencia la manera como el Tercer Campeón Mundial de Ajedrez enfrentó con éxito la Trampa de Monticelli de la Defensa India de Dama.

El pasado 3 de julio se cumplieron exactamente 90 años de aquella memorable partida entre los ajedrecistas Mario Monticelli y Ladislav Prokes. ¡Feliz aniversario 90!, pero también ¡feliz aniversario 85 de la contrarréplica de Capablanca!

La partida original

Monticelli,M – Prokes,L [E16]

Budapest, 03.07.1926

1.d4 Cf6 2.Cf3 e6 3.c4 Ab4+ 4.Ad2 Axd2+ 5.Dxd2 b6 6.g3 Ab7 7.Ag2 0–0 8.Cc3 Ce4 9.Dc2 Cxc3? 10.Cg5! Ce4 11.Axe4 Axe4 12.Dxe4 Dxg5 13.Dxa8 Da5+ 14.Rf1 Da6 15.De4 Dxc4 16.b3 Db4 17.Dd3 c5 18.dxc5 Dxc5 19.Rg2 f5 20.Tac1 Da3 21.Tc2 d5 22.Tc7 Dd6 23.Thc1 Cd7 24.T1c6 De7 25.Txa7 f4 26.Tcc7 fxg3 27.hxg3 Df7 28.f3 Td8 29.Txd7 1–0

¡Así jugaba Capablanca!

Euwe,M – Capablanca,J [E16]

Ámsterdam (10), 1931

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cf3 b6 4.g3 Ab7 5.Ag2 Ab4+ 6.Ad2 Axd2+ 7.Dxd2 0–0 8.Cc3 Ce4 9.Dc2 Cxc3!? 10.Cg5 Ce4 11.Axe4 Axe4 12.Dxe4 Dxg5 13.Dxa8 Cc6 14.Db7 Cxd4 15.Td1 c5 16.e3 Cc2+ 17.Rd2 Df5 18.Dg2 Cb4 19.e4 Df6 20.Rc1 Cxa2+ 21.Rb1 Cb4 22.Txd7 Cc6 23.f4 e5 24.Thd1 Cd4 25.Txa7 exf4 26.gxf4 Dxf4 27.Te1 Cf3 28.Te2 Cd4 29.Te1 ½–½

Una partida latinoamericana del ayer reciente:

Sorin,A (2405) – Sisniega,M (2530) [E16]

Sao Paulo, 1991

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cf3 b6 4.g3 Ab7 5.Ag2 Ab4+ 6.Ad2 Axd2+ 7.Dxd2 0–0 8.Cc3 Ce4 9.Dc2 Cxc3 10.Cg5 Ce4 11.Axe4 Axe4 12.Dxe4 Dxg5 13.Dxa8 Cc6 14.Db7 Cxd4 15.0–0 Cxe2+ 16.Rg2 c5 17.Dxa7 h5 18.Dxb6 h4 19.Db3 Cd4 20.Dd3 Tb8 21.b4 Txb4 22.Tfb1 Txb1 23.Txb1 f5 24.f4 Dd8 25.Da3 Dc8 26.Tb6 Rh7 27.Da4 De8 28.Tb1 Rh6 29.Tb2 Dh5 30.Da8 Rh7 31.h3 Dd1 32.Tf2 d5 33.Dd8 hxg3 34.Dh4+ Rg8 35.Dd8+ Rf7 36.Dd7+ Rg6 37.De8+ Rh7 38.Tf1 Dd2+ 39.Rxg3 Ce2+ 40.Rf3 Dd3+ 41.Rf2 Cxf4 42.Tg1 De2+ 43.Rg3 De3+ 0–1